Saltar al menú | Saltar al contenido

Área de Personas Colegiadas Acceso de Personas Colegiadas:

En Clave Social

Institucional

Infracciones y sanciones a los colegiados de los Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales

El título VII de los Estatutos Generales, referente al régimen disciplinario, recoge en su capítulo I las faltas en las que pueden incurrir los profesionales y las resoluciones que deben llevar a cabo los colegios

.
Compartir en: Twitter Facebook

EN CLAVE SOCIAL

La junta de gobierno de cada colegio debe ejercer la potestad disciplinaria con sus colegiados cuando estos cometan infracciones, ya sean de carácter leve, grave o muy grave, y poner en marcha las sanciones correspondientes.

Capítulo I del título VII de los Estatutos Generales:

Artículo 36. Potestad disciplinaria

  1. Corresponde a la Junta de Gobierno el ejercicio de la potestad disciplinaria sobre los colegiados.
  2. Corresponde a la Junta de Gobierno del Consejo General el ejercicio de la potestad disciplinaria sobre los miembros de las Juntas de Gobierno de los Colegios Oficiales.

Artículo 37. Infracciones

  1. Serán sancionables todas las acciones y omisiones en que incurran los miembros de los Colegios en el ejercicio profesional que se hallen tipificadas como falta en los presentes Estatutos.
  2. Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves.

A)     Son infracciones leves:

   a)   La negligencia en el cumplimiento de los deberes profesionales y de las obligaciones colegiales.

   b)   La falta de respeto hacia otros colegiados.

B)     Son infracciones graves:

   a)   El incumplimiento reiterado de la obligación de pago de las cuotas colegiales, siempre que sea requerido para ello.

   b)   El incumplimiento reiterado de la obligación de pago de la tarifa que corresponda ingresar en el respectivo Colegio.

   c)   El incumplimiento reiterado de la disciplina colegial.

   d)   El menosprecio grave, la injuria y las agresiones a otros colegiados.

   e)   El incumplimiento de los acuerdos adoptados por los órganos de gobierno del Colegio o por los del respectivo Consejo Autonómico o por el Consejo General de Colegios.

   f)    La reincidencia de faltas leves. A tal efecto se entenderá por reincidencia la comisión de más de dos faltas en un periodo de tres meses consecutivos.

C)      Son infracciones muy graves:

   a)   La comisión de delitos en cualquier grado de participación como consecuencia del ejercicio de la profesión.

   b)   Atentar contra la dignidad o el honor de otros profesionales.

   c)   El incumplimiento de las obligaciones deontológicas y deberes profesionales establecidos por norma legal o estatutaria.

   d)   El encubrimiento del intrusismo profesional.

   e)   La reincidencia de faltas graves. A tal efecto se entenderá por reincidencia la comisión de más de dos faltas graves en el periodo de un año.

Artículo 38. Sanciones

  1. La comisión de los actos tipificados en el artículo anterior podrá determinar la imposición de las siguientes sanciones:

A)     Para las infracciones leves:

   a)   Apercibimiento por escrito.

   b)   Amonestación privada.

B)     Para las infracciones graves:

   a)   Amonestación pública.

   b)   Suspensión del ejercicio profesional por periodo máximo de seis meses.

   c)   Privación temporal del derecho a desempeñar cargos corporativos por periodo máximo de un año.

C)      Para las infracciones muy graves:

   a)   Suspensión de la condición de colegiado por periodo máximo de dos años.

   b)   Expulsión del Colegio.

  1. En todo caso, deberá atenderse al principio de proporcionalidad entre la infracción cometida y la sanción a imponer.

Artículo 39. Prescripción

  1. Las infracciones leves prescribirán a los seis meses, las graves a los dos años y las muy graves a los tres años, a contar desde el día en que se produjeron los hechos que las motivaron.

Interrumpirá la prescripción la iniciación, con conocimiento del interesado, del procedimiento sancionador, reanudándose el cómputo del plazo de prescripción si el expediente sancionador estuviera paralizado durante más de un mes por causa no imputable al presunto responsable.

  1. Las sanciones impuestas por infracciones leves prescribirán al año, las impuestas por infracciones graves a los dos años y las impuestas por faltas muy graves a los tres años, a contar desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone la sanción.

Interrumpirá la prescripción la iniciación, con conocimiento del interesado, del procedimiento de ejecución, volviendo a transcurrir el plazo si aquel está paralizado durante más de un mes por causa no imputable al infractor

< Volver
English - Catalá - Galego - Euskera Diseño y desarrollo Web Nétical24 León Política de privacidad | Contacto | RSS